Saltear al contenido principal
Anti-ronquidos
¿Como Nos Afecta El Cambio De Hora?

Durante la noche de los próximos sábado 27 al domingo 28 de octubre, pasaremos al horario de invierno y tendrás que retrasar de una hora tu reloj. Pero tendrás que tomar en cuenta que siempre que ocurren cambios de horarios, nos vemos afectados por efectos secundarios en nuestro cuerpo.

¿Por qué se realizan los cambios de horario?

A finales del siglo pasado, los países de Europa adoptaron el sistema de hora de verano/hora de invierno que consiste en adelantar o retrasar de una hora el reloj a cada equinoccio.

El objetivo en hacer este cambio era realizar ahorros de consumo de energía retardando la necesidad de iluminación, y por tanto de electricidad, durante la noche.

Sin embargo, hoy en día, con los nuevos métodos de consumo (acceso continuo a las tecnologías que funcionan con electricidad), este método para ahorrar energía parece absurdo.

Además de eso, nos impone la tarea de cambiar la hora de nuestros relojes (¿a quien no se le ha olvidado hacerlo una vez?) y tiene consecuencias sobre nuestra salud.

Cambio de hora: consecuencias sobre nuestra salud

El cambio de hora afecta a la calidad de nuestro sueño. Ya sea que ñadamos o restemos una hora de sueño, nuestro organismo nota este pequeño desajuste, muy parecido a un jet lag, durante varios días.

Este cambio puede generar:

  • Trastornos del sueño
  • Falta de atención/ Dificultad para concentrarse
  • Pérdida del apetito
  • Mayor procrastinación
  • Mal humor

Y puede llegar a consecuencias más graves. Algunos estudios han observado un aumento de numero de infartos durante la semana que sigue el cambio de hora.

Cambio de hora en verano e invierno

¿Por qué el cambio de hora afecta a nuestro sueño?

Nuestro organismo genera una hormona, llamada melatonina o también hormona del sueño, que permite regular nuestro reloj interno sobre el ciclo luz/obscuridad.

Esa hormona es generada por la glándula pineal ubicada en el cerebro. La secreción de esta hormona se activa en presencia de oscuridad con un pico de producción entre las 2h y las 5h de la mañana. Mediante la melatonina, la glándula pineal informa al cerebro de los periodos de obscuridad y de luz. Y de esta manera, el cerebro sabe que es el buen momento para irse a dormir.

Los trastornos del sueño generados por esos cambios de hora verano/invierno o invierno/verano pueden ser relacionados con perturbaciones hormonales:

  • La secreción de la melatonina se ve directamente afectada por el tiempo de duración de la noche, diferente entre verano e invierno.
  • Es necesario dos horas de baja luz para que la melatonina llegue a un nivel suficiente para activar el sueño.

Por tanto, cuando se cambia el ritmo de secreción de esta hormona, la información que llega a nuestro cerebro en el momento de dormir será diferente de lo habitual lo cual genera trastornos del sueño.

¿Qué riesgos y para quién?

El cambio de hora afecta a todo el mundo de manera más o menos fuerte. Los especialistas del sueño consideran que afectan principalmente a las personas más vulnerables:

  • Las personas mayores: más acostumbradas a tener horarios fijos y un sueño corto.
  • Los niños, y en particular los bebes: durante el cambio de hora de verano, los bebes pasan de un ciclo acostarse/despertarse en la oscuridad a un ciclo acostarse/despertarse en la luz.
  • Las personas enfermas: ya debilitadas, sufren especialmente de esos cambios.

Consecuencias en nuestro cuerpo debido al cambio de hora

¿Como prepararse a este cambio?

Se estima que nuestro organismo tarda aproximadamente una semana en adaptarse al cambio de ritmo provocado por el cambio de hora.

Es mejor estar preparado, antes que subir los efectos del cambio. Para eso, se puede seguir las precauciones siguientes:

  • Cambiar poco a poco sus horarios de sueño de unos minutos durante los 2-3 días antes.
  • Disminuir el estrés que puede provocar no despertarse a tiempo, programando sus aparatos electrónicos el día anterior (es decir el sábado noche en vez del domingo noche para el lunes)
  • El cambio de hora verano a invierno reduce nuestro tiempo diario de exposición al sol lo cual puede generar una pequeña depresión. Para evitar esta bajada de moral, se aconseja salir de casa todos los días para aprovechar la luz del día. También podéis elegir la terapia de luz para mejorar vuestra moral y así dormir mejor.
  • Intentar descansar lo máximo posible la semana que sigue el cambio de hora.

El 31 de agosto pasado, la Comisión Europea ha anunciado que iba a someter al Parlamento Europeo y al Consejo Europeo una propuesta para la supresión del cambio de hora para los países de la Unión Europa. Tendremos que esperar a marzo 2019 para saber si la propuesta será aceptada o no. Mientras tanto os hemos dejado todo lo necesario para prepararos lo mejor posible al próximo cambio del 27 de octubre.

Volver arriba